Mi mes en Indonesia

Publicado el por Lucia

Ya estoy de vuelta en Gijón desde hace unos días, adaptándome al frío… La experiencia en Indonesia este mes ha sido increíble para mí. En total hemos estado treinta y dos días, veinticinco los pasamos en Sumbawa y siete en Bali. En este viaje me acompañaron mi entrenador Manu y dos amigos vascos.

IMG_7900

En Sumbawa mi día a día era levantarme a las cinco y media de la mañana, darme un baño de unas dos horas antes de desayunar (banana pancake o tortilla), vuelta al agua otras tres horas, comida y baño después de almorzar o antes del sunset… a las seis de la tarde estaba muerta, solía estirar un poco antes de cenar y a las ocho de la tarde ya estaba en la cama. Durante los veinticinco días solamente tuvimos dos jornadas de flat total, el mar parecía una piscina. La verdad que tampoco nos aburrimos ya que buceamos, practicamos capoeira e hicimos alguna que otra excursión. Tuvimos muy buenas olas casi todos los días, no había mucha gente surfeando y con el agua a treinta grados, la mar estaba perfecta para surfear en bikini.Lucía Martiño surfeando en Indonesia./

Este mes me ha servido para prepararme y poder llegar fuerte a esta temporada 2013. Estuve intentando corregir algunos fallos con la ayuda de mi entrenador, sobre todo, repitiendo la misma maniobra, intentando colocar bien los brazos, mirada, pesos en la tabla. Todo ello muy importante en el surf. Las olas allí ayudan a corregir errores ya que al ser fondo de coral, la ola siempre va igual y te permite repetir la misma maniobra todas las veces que necesites durante un mismo baño. Progresas mucho más rápido que en olas de fondo de arena porque en estas los fondos se mueven constantemente y no siempre te encuentras las mismas condiciones aunque estés en la misma playa todos los días. Además de surfear, conocimos a personas increíbles, algunos de paso como nosotros, otros de allí. Estando fuera de casa una temporada te das cuenta de las diferencias de vida entre unas personas y otras, el carácter, las culturas.Viajar es un buen aprendizaje.

Los últimos días nos fuimos ya para Bali. Surfeamos menos porque no había muy buenas olas y además nos encontramos con demasiada gente en el agua. Aprovechamos para conocer casi toda la parte sur de la isla e hicimos compras. Entre una isla y otra se encuentran muchísimas diferencias. Sumbawa es mucho más pobre, mientras que Bali, gracias al turismo, está más desarrollada.

Estoy contenta de estar de nuevo en casa. Lo más duro fue el cambio de temperatura del agua y la vuelta al traje de 5/3mm. Ahora me toca estudiar y el 30 de Abril tengo en Francia la final europea del circuito Volcom categoría sub-20. Confío en realizar un buen papel.